08 de Marzo, 2017

Inclusión escolar: un valor fundamental en la educación Marianista
 





Según la OCDE Chile tiene uno de los sistemas escolares más segregados del mundo, separamos a los estudiantes por nivel socioeconómico, por discapacidad, por ritmos y formas de aprendizaje, o por barrio, por nombrar algunas variables. La segregación se traduce en diferente calidad de educación que no entrega igualdad de oportunidades a nuestros estudiantes, a nuestros hijos. Este tipo de marginación puede darse incluso al interior de nuestros establecimientos educacionales. La Reforma Educacional, aspira cambiar esta realidad haciendo avanzar a nuestro sistema de educación hacia uno inclusivo, y si bien su inspiración es laica, su objetivo central – acoger y entregar educación de calidad a todos los estudiantes- es consistente con el evangelio y la educación marianista, donde la inclusión y la diversidad son un valor a alcanzar. Tal como lo dijo el Papa Francisco “Existen dos caminos en la vida: el camino de la exclusión de las personas de nuestra comunidad y el camino de la inclusión. El primero puede ser pequeño pero es la raíz de todas las guerras, que empiezan con una exclusión.… Y el camino que nos hace ver Jesús y nos enseña Jesús es otro, es contrario: es incluir”.