HISTORIA
PARROQUIA SAN JUAN

Parroquia San Juan Bautista
(descargar vesión en.doc)

50 Años de vida (1960 – 2010)

Actualmente los límites de nuestra Parroquia son las calles: Clotario Blest / Departamental / José Joaquín Prieto / Navidad

Hay en ella alrededor de 3.500 viviendas en las que viven unas 17.000 personas (16.212 según el último censo; 7.854 varones y 8.358 mujeres), de los cuales 10.774 se declararon católicos (5.220 varones y 5.554 mujeres).

La Parroquia forma parte de la Vicaría de la Zona Sur delArzobispado de Santiago y es una de las cinco parroquias que componen el Decanato Raúl Silva Henríquez.

Su animación está encomendada a los religiosos marianistas.

El Párroco actual se llama P.Alvaro Lapetra,sm.

En el mismo sector parroquial hay una comunidad de religiosas Salesianas del Sagrado Corazón que animan un gran Hogar de Ancianos, el Hogar Padre Hurtado.

También hay otra comunidad de religiosos marianistas que rigen el Santuario de Ntra. Sra. Del Pilar y el Noviciado Latinoamericano de su congregación situados en el territorio parroquial.

La parroquia, para facilitar la atención de los feligreses tiene una Capilla, Capilla San Francisco, situada en Departamental Antiguo.


Los orígenes

Corre el año 1950. A poco tiempo de comenzar a levantarse la Población Miguel Dávila Carson había algunas casas deshabitadas en el primer sector y no se terminaban de construir aún las del segundo. El sitio donde se levantaría algunos años después el templo parroquial junto con el espacio donde se encuentran los edificios de departamentos, era un sitio eriazo que en primavera se cubría de flores amarillas. Sitio preferido por los niños que asistían a la escuela Básica de Quicaví, perteneciente a la Escuela Consolidada. Era también el lugar donde se instalaban los circos y los juegos. Lo que ahora es la plaza hacia el lado de Quemchi con Alhué era un gran hoyo que había servido de cantera durante la construcción de las casas.

Durante un buen tiempo al sector en general se le llamaba “Corea” por lo lejos que estaba de la locomoción colectiva y por encontrarse separado del barrio más cercano por un canal y un camino lleno de zarzamoras y maleza.

La primera locomoción colectiva fue la línea Central-Ovalle que partía de Estación Central.

Era un lugar, se podría decir, casi en medio del campo donde los niños, que eran más numerosos que ahora, jugaban tranquilamente en las calles. Nadie cerraba sus puertas con llave y se conversaba fuera de las casas en grupos o se bailaba para las fiestas de fin de año en la calle. Durante las Fiestas Patrias aparecían numerosas “fondas”


Primera evangelización: P. Alfredo Waugh, sj

A nivel eclesiástico el territorio pertenecía a la Parroquia Santo Cura de Ars, atendida por los Padres Carmelitas norteamericanos. Hasta allá debían ir los pobladores a recibir los sacramentos y a participar en la Misa.

En eso apareció el Padre Alfredo Wuagh, sacerdote jesuita, que ejercía su labor pastoral en las poblaciones nuevas que quedaban lejos de los templos parroquiales.

El P. Alfredo era un vivo ejemplo de lo que predicaba. Los que trabajaron con él lo recordaban como alguien total y entusiastamente entregado a su vocación misionera. Se caracterizaba por saber transmitir una gran paz interior. Jamás se le veía cansado y pocas cosas eran las que le molestaban. Era parco en el comer e incluso se olvidaba de hacerlo cuando el trabajo era mucho. Los niños eran muy cercanos a él. Alguien comentaba: “Si veíamos un montón de cabros chicos, seguro que el P. Alfredo estaba en el medio”.

Su generosidad impulsó a muchos en la población a trabajar y servir pastoralmente.

Tenía un altar instalado en la parte trasera de su camioneta que estacionaba en diferentes lugares para celebrar la Eucaristía o el Mes de María. Solían ser la esquina de Alhué con Huequén, o en Quemchi, o si llovía, en el local del Club Deportivo Pistono. Los niños se sentaban bajo un árbol, ya hiciera frío o calor, alrededor de la catequista o de  Omar Carmona (Don Calofe) para aprender los primeros rezos y los mandamientos repitiéndolos hasta el cansancio. Para la ceremonia de la Primera Comunión había que ir al Santo Cura de Ars o a la Escuela Matte.

El P. Alfredo confesaba en casa de la Sra. Antonieta Campano que lo acogía en su casa. Utilizaba un gran closet que había en el dormitorio de sus hijos. Por eso éstos los días domingos tenían que levantarse muy temprano, aunque hubieran estado de fiesta la noche anterior, y con la Capilla Móvil recorrían la Población anunciando por altoparlantes el horario de la Misa o de otras actividades que se realizaran.

Sara Vargas, una de las primeras catequistas nos relata sus recuerdos:

“Yo ingresé al grupo de niñas catequistas a los dieciséis años, y fue un período lindo en mi vida. Fui invitada por una vecina que se llamaba Carmencita y vivía en Boroa. En el grupo participaba Sergio Candia que vivía en Melinka, las hermanas Berenice y Lucy Rodríguez que vivían en Reumen, Guillermina Gronemeyer que vivía en Melinka y los hermanos Guillermo y Doris Santana. ..

La Sra. Antonieta nos prestaba su casa un día a la semana y ahí preparábamos las clases y el día sábado cada catequista juntaba a sus niños y en diferentes puntos (en bancas o paraditos) les enseñábamos algo del Catecismo y las oraciones que debían aprender.

De nuestro grupo una de mis compañeras Chela Azar, tomó los hábitos y se hizo monjita.

Nuestro grupo fue creciendo y se integraron a él Sigfrido Parker, María Barahona, Sonia Correa, Marina Gutiérrez y otros que no recuerdo.

El Padre organizó un grupo para hacer participar el sector en la Campaña del Rosario y por primera vez pudimos ver “La pasión de Nuestro Señor” a color. Se consiguió un equipo proyector y preparó para ello a dos personas, mi hermano José Vargas y al que después fue mi esposo Humberto Gutiérrez. La película se proyectó en el sector llamado en ese tiempo Comisariato (especie de pulpería), asistió mucha gente y se regaló un  rosario celeste.

En el año 1959 un grupo suscribió una carta dirigida al Administrador Apostólico del Arzobispado,Mons.Emilio Tagle Covarrubias solicitando la construcción de una iglesia parroquial. Decía así:

Santiago, 6 de Noviembre de 1959

Excmo. Señor

Administrador Apostólico

Don Emilio Tagle Covarrubias

ARZOBISPADO

EXCMO.SEÑOR:

Los habitantes de la Población Miguel Dávila Carson de la Comuna de San Miguel, carecen desde hace nueve años de una Iglesia Parroquial, para cumplir con sus deberes religiosos normalmente.

Tener la Casa de Dios en nuestra población es una sentida aspiración del setenta por ciento de más de cuarenta mil habitantes de este sector, como también es un gran anhelo de los católicos de las poblaciones circunvecinas, como son los de las poblaciones Readi, Atacama, Las Lilas y Villa Sur, con muchos miles de habitantes.

Los católicos de la población Dávila han contado con los servicios religiosos del Rvdo. Padre Alfredo Waugh, s.j., ayudado eficazmente por el Hno. José Catés, de la citada congregación, quienes realizan su misión en la Capilla Móvil Jesús el Buen Pastor, complementando la labor religiosa de los Padres de la parroquia Santo Cura de Ars.

Nuestro anhelo es que comience pronto la construcción de la Iglesia Parroquial. Desde ya el hecho de demostrar nuestro interés por esta causa, indica que hay una legión de personas dispuestas a lograr éxito en esta santa causa, cooperando cada persona con su esfuerzo y los medios materiales a su alcance.

Dios guarde a Vuestra Excelencia.

Verónica Rodríguez, Raúl Benítez, Estela de Azar, Luis Ibacache V., Violeta Contreras, Arturo Eyzaguirre, Antonieta Campano, Sergio Molina, Luis E Castro, Juan Contreras, Abraham Azar.

Además de las nombradas, otras muchas personas trabajaron con el P. Alfredo, tales como: Pepe Cornejo, Marta y María Barahona, Rosa Morales Tapia, Luis Salgado, Alicia Chávez, María Teresa Azar, Waldo González Campano, Elsa Dossetti, Exilda Azar, Jorge Villegas, Graciela Salazar.

Primer Párroco: P. Augusto Larraín (1960 – 1962)

En marzo de 1960 llega a la población Dávila el P.Augusto Larraín, luego de ser párroco de San José Obrero en la Población José María Caro con el destino de asumir como Párroco.

El 8 de septiembre de 1960, el Arzobispo de Santiago, Mons.Emilio Tagle Covarrubias  firma el Decreto de erección de la nueva Parroquia San Juan bautista. Dice así:

“Ya entregados los terrenos por la Corporación de la Vivienda y recién creada la población Clara Estrella, donde existen nueve cooperativas de construcción y encontrándose en proyecto una nueva población entre ambas (Santa Adriana), con el ferviente deseo de atender el bien espiritual de tan numerosas familias, de modo que constituyan una auténtica Comunidad Cristiana, se erige la nueva Parroquia San Juan bautista.

La nueva parroquia tendrá los siguientes límites:

  • Límite Norte Camino Departamental
  • Límite Oriente El Callejón Ochagavía
  • Límite Sur Camino del Parrón (calle Fernández Albano)
  • Límite Poniente La línea del Ferrocarril Sur.”

Con el nuevo párroco y para ayudarle llega el Padre Arturo Arellano. Ambos tenían la misión de acompañar pastoralmente las comunidades de Dávila y de Clara Estrella respectivamente y de construir en cada una de ellas un lugar de culto. Encontraron el apoyo de la gente y en sendos lugares prosperó el trabajo evangelizador y la correspondiente construcción prevista.

De este tiempo también nos relata Sara Vargas:

“En esa época llegó otro sacerdote, el P. Augusto Larraín cuya misión era levantar la primera capilla estable, convertida ahora en salón de actos. La Sra. Antonieta y la Sra. Elsa Dossetti estaban a cargo del mantenimiento y necesidades del padre. En ese período empezaron a venir dos monjitas de la Iglesia San Miguel o Santo Cura de Ars, más otro sacerdote, padre Arturo y un hermano, venían a reforzar nuestros catecismos.

El padre Larraín formó además de la Capilla, la oficina, la casa sacerdotal. Creó grupos de adultos y jóvenes para las reuniones posteriores y puso la primera piedra del actual templo.

En esa época el padre nos incentivó a poner un pequeño bazar (una mesa puesta a la salida de la capilla) donde vendíamos rosarios, pequeños libros con la vida de los santos, misales… También en esa época se formó el prime coro.”

La gente tenía entusiasmo por levantar pronto el templo. No faltan los que aún se emocionan al recordar la ceremonia en la que se puso la primera piedra de lo que sería la sede parroquial. “Era emocionante ver cómo avanzaba la construcción y poco a poco se iba formando la Capilla, la casa parroquial y el salón de actos. Era algo nuestro, que nosotros mismos hacíamos.” Hombres adultos especialmente, ayudados por jóvenes, transportaban el material y al mismo tiempo varios de ellos eran catequistas. De aquella época se recuerdan algunos: Dante Dossetti, Emilio Machuca, Pato Garay, Victor Hugo Concha, Carlos Ibáñez, Clarisa Carrasco, José Luis Castro, Mercedes Castro, Olga Castro, Julia Aguilera, Olga de Luna, Arsenio Luna, Raúl Tapia, Carmelita Navarrete.

En aquel tiempo fue secretaria de la Parroquia una hija de la Sra. Elsa Cabezas. Otras también se desempeñaron como tales. Al parecer no fue una función muy estable en aquella época.

Al P. Augusto se le recuerda como una persona más bien callada e incluso a veces daba la sensación de estar como ausente. Pero en realidad siempre fue muy preocupado y atento con todas las personas. A las señoras de edad las trataba con mucho cariño tratándolas de “Mis viejitas lindas”. Su labor evangelizadora fue bien importante ya que se trataba de formar una comunidad nueva en una parroquia todavía a medio hacer. Muchos matrimonios, después de muchos años, recordaban lo que las reuniones con el P. Augustoles ayudaron para madurar, enfrentar los problemas y vivir de mejor forma en pareja.

La Misión de 1961

En 1961 el P.Augusto logró traer a la población a sesenta jóvenes seminaristas para una Misión. Por todas las calles y pasajes de la población fueron invitando a los jóvenes, niños y adultos a participar. En los volantes que se repartieron con aquella ocasión aparecen las siguientes direcciones, con sus respectivos dueños de casa, donde se reuniría la gente:

  • Héctor Reyes y Sra. Nirivilo 5707
  • Raúl Tapia y Sra. Pelantaro 5741
  • Manuel Rodríguez y Sra. Reumen 5924
  • José Marchant y Sra. Melinka 2361
  • Luis Castro y Sra. C.Panamericana 6141
  • Enrique Soto y Sra. C.Panamericana 6073
  • Manuel Espinoza y Sra. Petrohué 3105
  • Luis Silva Quemchi 6153
  • Antonieta de González Alhué 2543
  • Primitiva de Daza Carelmapu 3028
  • Jeannette Reyes Puqueldón 6047

Los seminaristas alojaban en la escuela Mate, o en diversas casas de familia.

Un grupo de señoras a cargo de la Sra.Elsa Dossetti, calentaba la comida que llegaba preparada y atendía a los jóvenes. “A las 5 dábamos la ultima comida y quedábamos libres para participar en las reuniones”. Las misiones duraron 15 días, del 10 de febrero al 4 de marzo.

Fue una época para la comunidad de mucho trabajo y entusiasmo. Pero no fue fácil. “Parecía imposible que en un “potrero” como era este lugar, pudiera hacerse algo bueno o parecido a un “templo””. “La fuerza que nos comunicó el P. Augusto nos hacía vencer las dificultades, avanzar y tener fe en lo que estábamos realizando.”

El P. Luis Farré (1962 – 1967)

El P.Augusto Larraín ya había comenzado a construir el templo. Tenía levantados los dos primeros arcos cuando fue nombrado Vicario General de la Arquidiócesis. Fue llamado a reemplazarlo como párroco el P.Luis Farré quien trabajaba pastoralmente en Villa Sur que en aquella época dependía de San Juan Bautista. El P. Luis comentaba que venía de una capilla “gótica y barroca” porque goteaba por todas partes y se embarraba todo el piso. Había organizado ya el levantar el actual templo de esa población.

El P. Luis Farré organizó el Comité Parroquial y el Comité Económico que los integraron entre otros: Olguita Ibáñez, Adelita Bastidas, Elsa Dossetti, José Marchant, Arsenio Luna y Anacleto Canales.

Todos consideraban al P.Luis como alguien muy querido, dinámico y alegre.

 Siempre se le veía moviéndose de un lado a otro, inventando nuevos trabajos, organizando múltiples actividades. Aún así le quedaba tiempo para pasear. Le encantaba salir  con toda la gente por el fin de semana o por un día a la playa, aunque allá se lo pasaba trabajando todo el rato. Surgió la idea de hacer un campamento de veraneo. Su madre y su hermana le ayudaron a comprar un terreno en el Quisco. La comunidad con diversas actividades cooperó para llevar a cabo el proyecto. Al comienzo eran carpas hechas con sacos que algunas señoras se encargaban de coser. Por supuesto no eran nada impermeables y se pasaba toda la lluvia. Pero igual iba contenta la gente. El padre las trasladaba en un furgón (el “Pepito”) que era reconocido en todas partes por donde pasaba. Hacía varios viajes para llevar a todos. Poco a poco en ese terreno fue levantándose un gran complejo con cabañas, comedores, baños, cocina, pozo.. que aún perdura llamándose “Dona Jacinta”.

En aquella época se recibía la Primera Comunión y la Confirmación el mismo día. Después los jóvenes se integraban a los grupos llamados “Corazones Valientes”. También funcionaban para los jóvenes los grupos J.O.C., E.E.C. Acción Católica. Algunos recuerdan las diversas actividades que hacían. Entre ellas en una ocasión representaron el Nacimiento en Alhué con Boroa alumbrados por los focos de un vehículo de carabineros. Uno de los jóvenes más colaboradores fue Luis Reyes, casado después con Elena Camaggi.

Se formó un Coro a cargo del profesor Hugo Arias. En principio fue el coro parroquial y terminó siendo un Coro Polifónico.

La actividad artística y cultural estaba a cargo del Grupo Cultural “Jorge Quevedo”. La mayoría de sus integrantes eran catequistas o integrantes de otros grupos parroquiales. Logró importantes premios en la Zona Sur como promotor de Teatro y Folklore. Un gran colaborador de la parroquia y de este Grupo fue DonCarlos Ruiz, quien vivía en Alhué. Tenía un gran entusiasmo por todas estas actividades mostrando una gran paciencia y voluntad para ayudar a los jóvenes y llegando a ser una especie de consejero y guía espiritual para muchos de ellos.

Algunas personas mayores integraron los grupos de Ayuda Fraterna que al iniciarse eran parte de la “Legión de María”. Se juntaban todos los días para rezar el Rosario. Además visitaban a los enfermos, buscaban trabajo para las personas desempleadas, internados para niños que lo necesitasen, trataban de resolver problemas habitacionales.. y algunos eran catequistas.

Se realizaron nuevas misiones con seminaristas pero esta vez no alojaron en la población sino que llegaban cada mañana.

El P.Farré era muy cercano y tenía un contacto muy personal con las familias. Las conocía, las visitaba y las invitaba a integrarse a las actividades parroquiales. Con frecuencia pasaba películas y diapositivas en cualquier parte de la población donde la gente llevaba su piso o silla y se instalaba en plena calle para ver la función.

Un gran colaborador del padre fue D. Jorge Díaz Madariaga. Participaba en todas las actividades. Guardaba una lista de los vecinos que tenían alguna profesión u oficio determinado dejando una copia en las distintas instituciones o grupos. Si alguien en la iglesia necesitaba un gásfiter o un maestro podía ubicarlo en esas listas.

Entre los catequistas de aquella época están el matrimonio de Bernardita Armijo y Jorge Reyes.

Con ocasión de un accidente con su camioneta el P. Luis estuvo seis meses ausente de la parroquia mientras se recuperaba. Durante ese tiempo quedó como coordinador de las actividades y tesorero D.Anacleto Canales.  

El P. Luis continuó la construcción de actual templo de San Juan Bautista y lo inauguró justo el domingo que entregaba la parroquia a su sucesor, el P. Jesús Rojo.

P. Jesús Rojo (1968 – 1973)

En 1968, el mismo día que se inauguraba el actual templo, el P. Farré dio la bienvenida al nuevo párroco, elP. Jesús Rojo que había llegado recién la noche anterior de España. Venía acompañado de su madre, laSra. Carmen. Al día siguiente el P.Jesús fue al Arzobipado a presentar su renuncia pues consideraba que no podía hacerse cargo de una parroquia endeudada por la construcción. El P. Farré fue llamado por el cardenal quien le exigió hacerse cargo de la deuda. Más tarde contaría que por esta deuda siguió recordando a la Parroquia San Juan Bautista por muchos años una vez al mes.

Para mucha gente, acostumbrada al carácter extrovertido del P.Farré, el P.Jesús Rojo les resultó muy callado. Era una persona tranquila que vivía con mucha sobriedad. La sencillez era una de sus características. Se mostraba amable aunque no muy risueño lo que le hacía parecer parco. Se concentraba en lo que hacía. Estudiaba psicología en la Universidad de Chile. Con la gente cercana y en confianza se mostraba relajado y alegre. Su labor fue eminentemente pastoral y con él se comenzó en forma más amplia la participación de los laicos en el trabajo pastoral. Se preocupó de que funcionaran grupos de formación. Los laicos comenzaron a dar charlas para la preparación del bautismo. Dio especial importancia a la catequesis infantil e inició la preparación de  los padres.

Leonel Azócar inició su preparación para el ministerio de Diácono permanente.

En 1971 el Comité Económico lo integraban: José Bravo, José Marchant, Anacleto Canales, Humberto Espina, Enrique Labbé, Arsenio Luna.

Catequistas de aquella época eran: Nelly Espinoza, Elsa Dossetti, Sara Contreras, Clara, Alicia

En agosto de 1973 viajó a España acompañando a su madre que debía operarse de los ojos y estaba muy delicada de salud. Debían volver el 9 de septiembre pero no pudieron hacerlo por un error de nombre en los pasaportes. El golpe militar del 11 de septiembre les impidió regresar.

Mientras se nombraba un nuevo párroco, se hizo cargo de la comunidad parroquial el Vicario de la Zona, P. Pablo Laurin, ayudándole con la celebración de la misa el P.Miguel Ángel Ferrando, sacerdote marianista.

Presencia Marianista

En el verano de 1974, la Administración General de la Compañía de María (Marianistas) realiza una visita a las obras que la Congregación tiene en Chile. A causa del golpe militar muchos sacerdotes extranjeros habían tenido que dejar el país por lo que en la Zona Sur de Santiago varias parroquias se habían quedado sin párroco. Es en este momento cuando el señor Cardenal, Raúl Silva Henríquez, solicita al Superior General, Padre Stephen Tutas, su ayuda para aceptar alguna parroquia. Ya antes, el Vicario general de la Zona, Padre Pablo Laurin, había solicitado lo mismo a la Administración Provincial Marianista de Chile. Se aceptó la solicitud y en marzo de ese mismo año llegó a la casa parroquial una comunidad de tres religiosos marianistas, dos sacerdotes, P. Enrique Méndez y P. Enrique Bielza y el Hermano Diego García que se harían cargo de las Parroquias San Juan Bautista y Nuestra Señora Reina de los Apóstoles de la Población Santa Adriana. De cuidadora de la Parroquia estaba la Sra.Lucía.

    

P. Enrique Méndez (1973 – 1977)

Los límites geográficos de la Parroquia se habían reducido con la erección de las parroquias aledañas. Comprendía: por el Norte, la calle Melinka; al Sur, Departamental; al Poniente, Avenida La Feria (actualmente llamada Clotario Blest); al Oriente, José Joaquín Prieto (Panamericana Sur).

Buena parte de este territorio, de la calle Vecinal al Norte, eran campamentos o sitios eriazos que recién se urbanizaban.

A nivel del país comienza a vivirse la dictadura militar y el miedo a la represión política se hace presente en el ambiente.

Ante la seria dificultad que surge en muchas familias para alimentar adecuadamente a sus hijos se abre un comedor infantil atendido por voluntarias y por las mismas mamás de los niños. Se cuenta con la generosidad de los ferianos del sector y con la ayuda de Caritas para abastecerlo

P. Jesús Herreros, sm (1978 – 1982)

Un sector de la población sufre la carencia de una vivienda digna y brota en ellos una gran preocupación por conseguir un techo propio. Con la ayuda del párroco y del Arzobispado se potencian varias cooperativas de vivienda, que ayudan a adquirir terrenos donde urbanizar y construir, especialmente en la zona norte del sector parroquial.

Ante la precariedad de la atención médica a nivel estatal se instala un policlínico en lo que hoy día es la casa del cuidador. Lo dirige la Hna.Dolores (norteamericana) ayudada por varias voluntarias. En 1982 se da un curso de formación para las voluntarias que comenzaron a trabajar en él: Ester Faúndez (que asumió la responsabilidad en el 1985 cuando lo dejó la Hna.Dolores), Eva CornejoAlicia SalazarCarmen Cortés, Silvia Albuquerque, Rosa Contreras.

La acción de ayuda a la salud se centra sobre todo en los niños desnutridos. Las mamás los traían en la mañana y los retiraban en la tarde. Se hacían turnos con las propias mamás para atenderlos y se contaba con la ayuda de la Vicaría de la Solidaridad.

Los mismos pobladores organizan un sistema de “Comprando juntos” con el fin de poder abaratar sus adquisiciones de comestibles.

A raíz de las frecuentes violaciones a los Derechos Humanos en esos años se organiza un Comité de Derechos Humanos, presidido por Hernán Parada, y en el que participan activamente Víctor Liberona, Carmen López, Fernando Palacios, Sergio Bravo y Sra., Ana María Martínez.

Para paliar los efectos de la fuerte cesantía existente se crean: Talleres para mujeres, comedores infantiles, amansaderías y un Taller para varones.

El cielo del templo parroquial se recubre con madera. El Instituto Miguel León Prado regala la imagen del Cristo que está actualmente detrás del altar. Se adquiere una imagen de la Virgen y otra de San Juan Bautista pero al poco tiempo fueron retiradas porque no gustaron.

Se construye el velatorio a un lado el templo, con entrada por Club Hípico, y se cierra el recinto de la sede parroquial con una reja de fierro.

Con los grupos de Adultos Mayores trabajan el Hno.Sabas Rey y la Hna.Chantal.

Entre los jóvenes que participan esos años están: Mary Nazar, Ana María Martínez, María Luengo, Eliana Sanjuan Jaime Pizarro, Silvia Navarro, Carmen López, Alicia Zamora, Carmen AhumadaManuel San Martín, Fito Bravo, Ricardo Tapia Cecilia Olmos, Ulises Cruz, Orienta Quinteros, Bernardo Gómez, Luis Lira, María Eugenia y Gladys.

De cuidador de la Parroquia está Arnoldo (“Don Cato”) acompañado por su señora, María.

P. Enrique Bielza, sm (1983-1985)

Comienza a trabajar como Secretaria de la Parroquia Mercedes Soto quien sigue en ese puesto hasta el momento actual. La precedieron en esa tarea Sonia Méndez e Irma Latorre

Con la ayuda de una decoradora se crea un ambiente para destacar al interior del templo el Sagrario, la Biblia y las imágenes de Cristo, de la Virgen del Carmen y de San Juan Bautista.

Ya en esa época siempre estaban disponibles para el trabajo pastoral Rosita Aguilera, Nelly Espinoza, Elsa Dossetti, Pina..

P. Lorenzo Solari (1985-1990)

En 1986 se abre un Jardín Infantil (Centro Comunitario de Atención Preescolar) dependiente del CANIM (Centro de Atención para el Niño y la Mujer) cuya directora era Ana María Cabello. En él trabajaron Rosario ValdésAngélicaLuis Lagos y su esposa Beatriz. Atendía a 40 niños. En 1989 pasó a depender directamente de la parroquia y Rosario ValdésAdriana Durán y Naldy Segovia se dedicaron a buscar recursos para mantenerlo. Se cerró en 1996.

Se agranda el policlínico abriéndose también un laboratorio dental. Para implementarlos se cuenta con donativos en plata llegados de Suecia y Australia.

En ese tiempo el CALI (Contribución a la Iglesia 1% ) está  a cargo de D. Abelardo

A la Parroquia llegan  numerosos jóvenes, entre otros Manuel Maluenda que más tarde se haría religiosos marianista.

En Catequesis Familiar (de Primera Comunión) se cuenta con un buen equipo integrado, entre otros, por:Vásquez  y Liliana Catalán; Gladys Garrote y Alejo Ibeas.

En la Capilla San Francisco se acondicionan unas salas para reuniones. Y en la Villa San Francisco se abre otra Capilla que más tarde, durante un tiempo, se prestó para ser sede de la Villa. En esa misma Villa, ante las serias dificultades que tienen los pobladores para ser atendidos en el área de la salud se abre en 1989 un policlínico. Un grupo de personas liderados por Humberto Barreau, trabajadores de la CTC y otros benefactores, adquieren una casa en la calle Vecinal que fue equipada, - gracias a la ayuda de donaciones extranjeras, algunos laboratorios y personas anónimas -, con los elementos y equipos de salud necesarios.. En su mantenimiento y atención cooperaron activamente, entre otros, Marión Cartagena, Hernán Valdez, Mirta Muñoz, los doctores  Juan Luís Castro y Enrique Paris, la psicóloga Marcela Hernández, e Ivonne  Mendecuty.

La que fue su administradora, Marión Cartagena, nos relata que:

.

   1- El policlínico a través de los años de funcionamiento, no buscaba fines de lucro, sino beneficiar a la comunidad y hacer una labor social.

   2- Se logró prestar atención médica a la comunidad y a los clubes deportivos del sector para chequear si estaban en condiciones de practicar deporte (250 niños promedio). Se detectaron niños con problemas al corazón, a los pulmones y otras enfermedades que fueron solucionadas en su oportunidad.

   3- A través del  policlínico, se hicieron donaciones de medicamentos, leche y otros.

   4- Al término de su gestión el mobiliario, medicamentos, camillas, y otros implementos médicos  fueron donadas al Hogar de Ancianos Padre Alberto Hurtado

Este Policlínico funcionó hasta el año 2000.

Comienza a prepararse para el Diaconado Permanente Jacinto Troncoso quien más tarde ejercería su ministerio diaconal en nuestra Parroquia.

P. Enrique Bielza, sm (1991-1995)

El P. Enrique Bielza vuelve a ser nombrado párroco en el año 1991..

Se cuida la liturgia y se organizan talleres para animadores litúrgicos, lectores, ministros de comunión…

En ese tiempo, unidos a toda la Iglesia diocesana se prepara el Sínodo.

En el 1992 al mejorar algo la atención médica pública se clausura el policlínico que funcionaba en el recinto de la sede parroquial..

Ese mismo año (1992) la Congregación de HH. Salesianas del Sagrado Corazón de Jesús, en convenio con el Hogar de Cristo, se hacen cargo del Hogar de Ancianos Villa Alberto Padre Hurtado, ubicado en la calle Vecinal 2603, y que había comenzado a funcionar en el año 1978 dependiendo de CONAPRAN. Desde el 2007 la Villa está regida por una Fundación de derecho privado. Lo atiende una comunidad de cinco Hermanas a cargo de los 190 ancianos y ancianas de muy escasos recursos.

En 1994 estaban como catequistas: Carmen Ossandón, Luis, Mario, Raúl, Oscar y Elsa, Pedro Araneda y Nelly, Gladys Garrote y Alejandro Ibeas, Raúl y Nancy, Mario y Marión, Sara y Guillermo, Arnaldo Candia e Inés Quintero, Luis y Silvina. Angélica Pinto y Eduardo Valero.

En marzo de 1995 aparece un Boletín Parroquial y se hace un concurso para ponerle nombre.

P. Cipriano Gutiérrez, sm (1996-2001)

Muchos de los que participaron en la Catequesis Familiar de esos años recuerdan con agrado el inicio de los “Teatros catequísticos” cuyos actores eran los mismos papás y niños.

En este tiempo se mejora la infraestructura de la sede parroquial. Se traslada la sacristía, se multiplican las salas de reunión, se acomoda una sala de audiovisuales, se construyen baños para el público, se adjunta una cocina al salón, se plantan arbustos en el jardín y se construyen unos “boxers” para guardar autos.

Son catequistas, entre otros: Arnaldo Candia, Inés Quintero, Silvia Tarragó, Carmen Ossandón, María Elena Arias, Enrique Zamora, Willy Sonia Muñoz, quien ejerce también como Secretaria del Consejo parroquial y Francisco Villegas y Anita

Con los jóvenes se participó en el Encuentro Continental de Jóvenes

Se formaron varias comunidades cristianas de base. Entre otras, la Comunidad Al encuentro de Dios, (Hernán Aspée y Elizabeth BahamondesSergio Castillo y Cristina Hormazabal, Sonia Muñoz y Lucy Muñoz, Francisco Villegas y Ana, José y Vicky, Mónica Marchant y José Marchant, José Fuenzalida y Oriana, Francisco Villegas y Ana)

P. Enrique Bielza, sm (2002 – 2006)

Por tercera vez vuelve a ser nombrado párroco el P. Enrique Bielza.

Funcionan cuatro Comunidades de Base, algunas de las cuales proceden de años anteriores.

Comunidad San José, animada por Donatila Sepúlveda y Héctor e integrada por Amelia Serrano, Ernesto Puglicivih, Isabel Fuentes, Jacinta Cea, Leonel Hernández, María Santibáñez, Nelly Ramírez, Pedro Araneda y Yolanda Pizarro.

Comunidad Nuestra Señora de Lourdes, animada por Margarita Muñoz e integrada por Carmen Ossandón, María Cristina Escobar, Rebeca Jiménez, Rosa Aguilera, Rosa Miranda y Sara Contreras.

Comunidad Espíritu Santo, animada por Rosa Aravena e integrada por Ángela Matus, Carmen Sandoval, Herna Velozo, María Sanhueza, María Santibáñez, Mercedes Carvajal, Nancy Banda y Nora Santos.

Comunidad Familia de Nazaret, animada por Roberto Cordero y Nancy Tapia e integrada por Franklin Orrego y Jessica, Ivan Carreño y Vilma, Juanito Nahuelan y Paty, Max y María, Willy y Sara, Nestor Espinoza, Daniel Mendoza y Mónica.

Comunidad de Laicos Marianistas (Movimiento Marianista) formada entre otros por: Margarita Yánez, Arnaldo Candia, Inés Quintero, Manuel Carreño, Gladys Garrote, Magdalena Romero.

Varias de las integrantes de las anteriores comunidades forman un Equipo Misionero animado por Teresa Bañados e integrado por Angela Matus, Danatila Sepúlveda, Gladys Garrote, Herna Veloso, Jacinta Cea, María Elena Arias, Mercedes Carvajal, Nancy Banda, Nelly Espinoza, Patricia Guzmán. Rosa Angélica Fuenzalida, Rosa Aravena, Sara Contreras, Sonia Muñoz. Con su actividad se convierten en una presencia motivadora de la comunidad parroquial en todas las casas que visitan.

Funciona también la Legión de María a cargo de Alba Jaque y dos comunidades del Movimiento Marianistaanimadas por Gladys Garrote y Arnaldo Candia.

A lo largo de estos años por la Catequesis Familiar pasaron un grupo numeroso de Guías (Carmen Ossandon, Mónica Marchant, María Elena Arias, Erika Laguela, Patricio de Diego, Susana Jiménez, Gonzalo Tachima y Laura, Hernan Aspée, Alfredo Cerda, Sara Camaggi, Arnaldo Candia e Inés) y de ACN (Alexander Muñoz, Andrea Pérez, Angélica Caullan, Ariel Larraguibel, Carlos del Pino, Carlos Sánchez, Dhayan Aspee, Elvira Manríquez, Ingrid Ramírez, Johanna Aguilera, John Ramírez, Jonathan Sepúlveda, José Luis Díaz, Lorena Celis, Lucy González, Lucy Úbeda, Mónica Gómez, Paula Hernández, Sergio Castillo, Luis y Nancy Melín, Paulina de Diego, Mónica Gómez, Johanna Jara, Loreto Ortega, Patricio Arredondo).

Responsables de la Catequesis Familiar están Arnaldo CandiaNelly y Angélica Caullan

La Catequesis para Novios la entregan Franklin Orrego y su esposa Jessica; la Catequesis prebautismal para papás está a cargo de Juan Mondaca y Angélica Santana y la de Confirmación para adultosLuis Moya.

De la Pastoral Juvenil se responsabiliza Alejandra Pulgar, Paulina Gutiérrez, Romina Dossetti y de lasColonias de Verano Daniel Sánchez, Claudia Fuentes, Alejandra Anguilera, Cristian Pulgar, Andrea Fuentes, Pedro Encina y Carlos Montoya.

En el Equipo de Liturgia participan Oscar Nercelles, Luis Lira, Gladys Garrote, Alicia Zamora, Betsabé Concha. Como Ministros de Comunión ejercen Enrique Zamora, Alicia Muñoz, José Luis Castro, Rosa Aguilera, Gladys Garrote, Hugo Farías y Teresa López. De los Acólitos se responsabiliza Alexander Muñoz. Y en el Coro cantan, entre otros, Rodrigo Herrera, Jeannette Lobos, Sergio Castillo, Andrés Castillo, Francisco Villegas, Bryan Derpich, Bayron Derpich, Viviana Ríos, Diego Cáceres, Rodrigo Cisternas, Alejandro Arancibia, Nicole Barahona, Giselle Vera

Para ayudar al orden en las actividades parroquiales masivas y peregrinaciones se organiza un Equipo de Servicios donde participan Carlos del Pino, Antonio Alvarez, Gladys Vergara, Jonathan Sepúlveda. ElConsejo Pastoral lo dirige Roberto Cordero con Nancy Tapia y después lo hará Oscar Nercelles.

Responsables de la Economía parroquial están: Roberto Cordero y Nancy Tapìa, Franklin Orrego, Gladys Garrote y Mercedes Soto.

El 1% está a cargo de Gladys Garrote y de un grupo formado por Rosa Aguilera, Julia Aguilera, Sonia Caviedes, Adriana Meza, Marta Araya y Silvia Cerda

Hay varios Grupos de Tercera edad animados por Carmen Barcazó, Cristina Escobar, Margarita Tenaglia, Nelly Espinoza, Pina Sáez y Carmen Ossandon

Responsable de la Solidaridad se encuentran Verónica Basoalto y Elsa Zagal.

La Capilla San Francisco cuyos Coordinadores son el matrimonio de Teresa López y Hugo Farías, tiene un Consejo propio que anima las actividades litúrgicas y pastorales que se desarrollan en ella. Daniela Alvarado (ACN), Nieve Córdova (Guía Cateq.Fam 2ª), Andrea Palma (Guía Cat.Fam 2ª), Sandra Zamorano (Guía Cat.Fam.1ª), Isabel Contreras (Coord.CCB), Fresia López (Tesorera), Mónica Jara(Coord.Jóvenes), Gabriel Riveros (Animador Pre-juvenil), Manuel Mellado (Animador Jóvenes)

Cooperan en la pastoral de la Capilla algunas Religiosas Marianistas (FMI): Hna.Gloria Paz, Hna.Leticia Flores, junto con algunas Novicias como Mónica CastroGina González..)

En este tiempo se adquiere la casa aledaña adecuándola para salas de reunión y se reestructura y amplía el espacio dedicado al culto.

 

P. Alvaro Lapetra, sm (2006 - …)

A mediados del año 2006 asume como párroco el P. Alvaro Lapetra. En ese momento la comunidad de Religiosos Marianistas que viven en la casa parroquial está integrada por: P. Alvaro Lapetra, P. Enrique Bielza, Hno. Jesús Gómez, Hno. Crescencio Fernández y Hno.Francisco García de Vinuesa. En los años posteriores el P.Enrique y el Hno.Crescencio cambian de comunidad siendo destinados al a del Noviciado Marianista Latinoamericano ubicado en Departamental.

En estos dos últimos años el Consejo Parroquial está coordinado por Rosita Aravena e integrado porMónica JaraOscar Nercellles, Arnaldo Candia, Mercedes Soto, Nelly Espinoza, Marcela Canales, Paola González, José Luis Castro. Lucy Úbeda, Lucy González, Luis Lira, Enrique Zamora, Erika Cortés, Pía Valentín, Carlos del Pino, Carmen Ossandón.

En la Capilla San Francisco  también funciona un Consejo, coordinado por Mónica Jara e integrado porHugo Farías, Teresa López, Isabel Contreras, Fresia López, Nieva Córdova, Daniela Alvarado, Andrea Palma.

Al final del año 2006 se prepara una Misión parroquial que se lleva a cabo en enero del 2007. Participan en ella como misioneros más de un centenar de agentes pastorales: Comunidad de Religiosos Marianistas, Religiosas Marianistas; Religiosas Salesianas (Hogar de Ancianos); Equipo Misionero; Comunidades Cristianas de Base; Guías de Catequesis Familiar; ACN; Equipo de Liturgia (Animadores, Lectores, Ministros de la Comunión); Asesores y Animadores de la Pastoral Juvenil; Etapa Discípulos de Pastoral Juvenil; Equipo de Servicio; Integrantes del MM.

Con el lema: Con María discípulos y misioneros de Jesucristo se lleva a cabo entre el 6  y el 14 de enero.

Los objetivos que se pretenden son amplios:

  • + Reforzar la evangelización de la Parroquia
  • + Acrecentar la participación del sector que abarca la Capilla San Francisco
  • + Estar en la línea de la V Conferencia Latinoamericana de Obispos en Aparecida
  • + Descubrir, incentivar y formar nuevos agentes pastorales
  • + Formar nuevas Comunidades Cristianas de Base y Comunidades Laicas Marianistas
  • + Inscribir niños para la Catequesis Familiar,
  • + Motivar a Jóvenes para participar en la pastoral juvenil

El Equipo responsable de la Misión está integrado por: P.Alvaro Lapetra, Oscar Nercelles, Rosita Aravena, Alejandra Pulgar, Fernado Becker y sus funciones son:

  • Coordinar la Misión en su sector
  • Presidir los actos que se hagan por sectores
  • Animar al equipo misionero del sector

A cargo de la Secretaría, Administración e Intendencia quedaron: Mercedes Soto, Priscila Anguita, Sergio Zúñiga, Pía Velastín, cuyas funciones eran:

  • Preocuparse de imprimir y de que llegue a quien corresponde y en su debido tiempo el material necesario: estampas, afiches, credenciales, fichas con los temas, fichas para recoger datos,…
  • Recopilar y procesar la información que se vaya recogiendo
  • Administrar los fondos necesarios para el desarrollo de la misión
  • Elaborar presupuesto
  • Hacer balance y rendir cuentas
  • Proveer de alimentación a los misioneros:  buscar casas donde puedan almorzar, …

 

De la propaganda se responsabilizaron: Jorge Zambrano y Carlos Pino

Para la elaboración de las fichas con los contenidos, pensar una metodología adecuada y preparar a los misioneros quedaron a cargo Viviana Ríos (en el nivel Niños), José Luis Castro y Antonio Alvarez (en el nivel Jóvenes)

Del aspecto litúrgico en los diferentes momentos de la Misión (Oración, Reconciliación, Eucaristía) quedaron a cargo Oscar Nercelles y Fernando Becker

Se comenzó a anunciar la Misión durante el Mes de María (Invitando a participar, haciendo oración por el éxito de la misma, distribuyendo 400 afiches. Se fue creando un ambiente de Misión en el Consejo parroquial, en los diversos grupos y en las eucaristías y celebraciones parroquiales. Se inscribió a los misioneros, se elaboraron la metodología y las fichas temáticas. Se recopilaron datos de la feligresía y se hicieron planos de Parroquia y de la configuración de cada uno de los sectores. Durante cuatro días de 20:00 a 22:00 hrs. los Misioneros se prepararon con un Cursillo sobre: el Objetivo de la Misión; metodología a utilizar; profundización de los temas; rol específico que ha de desempeñar cada uno; uso de la ficha …

Se dividió la parroquia en cinco sectores y se nombró un responsable por cada uno de ellos.

Las Lilas: Rosita Aravena; Entorno a sede parroquialSector 1: Alejandra Pulgar

Sector 2: Lucy González; Los Maitenes: Romina Dossetti: San Francisco: Mónica Jara – Isabel Contreras

Después de adjudicar un equipo misionero a cada sector (al menos dos por grupo de destinatarios) se comenzó a visitar casa por casa, dando a conocer la misión, leyendo un texto bíblico, invitando a participar en la actividad conjunta de la tarde, y dejando un tríptico con la descripción de la parroquia y sus diversas actividades.

En el año 2009, entre el 21 de septiembre y el 4 de octubre se realizó otra Misión reducida al sector de la Capilla San Francisco. Se convocó con el siguiente comunicado:

Queridos amigos  amigas en Cristo:

Siendo fieles, como los discípulos, a lo que Jesús nos encomendó: “Vayan y hagan discípulos a todos los pueblos” (Mt 28, 19), la Comunidad de la Capilla San Francisco(Parroquia San Juan Bautista) quiere invitarles a encontrarse con Jesús o a reencontrarse con Él si es que por una u otra razón estuvieron últimamente algo alejados.

En esta Misión, que celebramos en el sector de la Capilla San Francisco (Parroquia San Juan Bautista) entre los días 21 de septiembre y 4 de octubre, queremos entre todos tomar conciencia y experimentar el amor gratuito y de elección que Jesús nos tiene. Él mismo nos dice: “No me eligieron ustedes a mí; fui yo quien los eligió a ustedes. Y los he destinado para que vayan y den fruto abundante y duradero. Así, el Padre les dará todo lo que le pidan en mi nombre. Lo que yo les mando es esto: que se amen los unos a los otros”. (Jn 15, 16-17)

Les invitamos, por tanto, a que en familia vivan estos días un encuentro más cercano con el Señor, a colocar en un lugar destacado de su hogar el pequeño altar que se les hace llegar y a orar ante él. También quedan invitados a participar en la Misa dominical de la Capilla San Francisco a las 10:30 hrs. y a unirse a la oración comunitaria que durante los días de misión se hará ahí mismo a las 20:00 hrs.

Reciban un fraternal saludo

P. Álvaro Lapetra, sm
Párroco

Servicios de la Parroquia

Entre los servicios que actualmente pretende entregar la Parroquia están los siguientes:

Atención de Secretaría

Para solicitar sacramentos (Comunión de enfermos,..); Inscripciones para Catequesis Familiar de Primera Comunión; Bautismos, Matrimonios, Intenciones de Misas; Solicitud de certificados… ,La Secretaria sigue siendo Mercedes Soto.

Bautismos

Cuando se trata de bautizar una guagua, se requiere el serio compromiso de los padres, o de la mamá si es mamá soltera o están separados, de educarla en la fe. os padres de la guagua tienen que asistir a 5 encuentros en la Parroquia que imparten Juan….

El bautizado tiene que tener padrinos (uno o dos) católicos que hayan recibido los sacramentos y si son pareja, que estén casados por la Iglesia. Estos deben participar en uno de los encuentros de preparación.

Si el que desea bautizarse es adolescente, joven o adulto debe conversa previamente con el Párroco para determinar cómo se llevará a cabo su preparación.

La Catequesis Prebautismal para papás sigue a cargo de Juan Mondaca y Angélica Santana..

Eucaristía

El centro de la comunidad parroquial es la Eucaristía que se celebra en el templo parroquial los domingos en tres horarios diferentes y los Jueves en la tarde.

En la Capilla San Francisco, los días domingo hay misa en la mañana lo mismo que en  el Santuario Ntra. Sra. Del Pilar (Departamental 1950).

Si se desea que un niño se prepare para recibir su Primera Comunión, en principio, debe estar cursando en la escuela 4º Básico y ha de ser inscrito por sus padres quienes asumen el compromiso de participar en laCatequesis Familiar. Catequesis que dura dos años con reuniones semanales, de marzo a diciembre, en la que participan los papás.

Los niños se reúnen también semanalmente los días Sábados en la tarde en la sede parroquial, o los Domingos después de Misa en, la Capilla San Francisco.

Si alguno de los papás o mamás no ha recibido aún la comunión les sirve la misma preparación que están haciendo con sus hijos, para que al cabo de un tiempo puedan acercarse a comulgar.

Este año los Guías y Ayudante dirigidos por José Luis Castro, asesorados por el Hno.Crescencio Fernández y coordinados Primero y Segundo Año por Lucy Úbeda y Lucy González respectivamente, son:Alfredo Cerda, Sara Camaggi, Nieva Córdova, Diego Huerta, Sandra Zamorano, Roberto Cordero, Nancy Tapia, Ester del Pino, Cristian Muñoz, Patricio Arredondo, Dayhanne Aspée, Sergio Castillo, Bristela Celis, Angélica Chaparro, Carlos del Pino, Nancy Melín, Luis Sepúlveda, Karina Valdivia,  Hernán Aspée, Elizbeth Bahamondes, Susana Jiménez, Patricio de Diego, Prosperina Sáez, Elsa Zagal, Agustín Collío, Gladys Garrote, Rosario Hernández, Mónica Gómez, María Elena Arias

Si un enfermo desea recibir la Santa Comunión en su domicilio basta que se avise en la Secretaría Parroquial y acude un ministro de la Comunión a administrársela.

Los actuales Ministros de la Comunión son: Teresa López, Hugo Farías, Nelly Espinoza, Enrique Zamora, Alicia Muñoz, Oscar Nercelles, Sonia Muñoz, Rosa Aguilera, José Luis Castro, Rosita Aravena

Confirmación

En el caso de adolescentes se integran a la Pastoral Juvenil y durante una de sus etapas se preparan a recibir este sacramento.

Si son adultos hay una preparación especial cuya duración y forma dependen del  nivel en el que se encuentren en su vida cristiana. Desde hace años coopera como catequista para este grupo Luis Moya.

Matrimonio

Para recibir el sacramento del matrimonio se requiere que ambos contrayentes sean solteros o casados entre ellos por el civil. Tienen que haber recibido previamente el sacramento del Bautismo y de forma ordinaria también la Comunión y Confirmación.

Se inscriben con tiempo en la Secretaría de la Parroquia donde se les indica las fechas en que se realizarán los encuentros de preparación que están animados por  Hernán Aspée y Elizabeth Bahamondes

Reconciliación (Confesión)

Varias veces al año se realizan celebraciones penitenciales para administrar el sacramento de la Reconciliación (Confesión). También basta acercarse en cualquier momento a uno de los sacerdotes que residen en la Parroquia.

Unción de los enfermos

Con frecuencia se administra el sacramento de la Unición de los enfermos a los feligreses que, ya sea por su avanzada edad o por enfermedad, se encuentra con la salud muy deteriorada.

Difuntos

Cuando fallece alguien residente en el sector parroquial puede la familia velarlo en el Velatorio adjunto al templo parroquial. A solicitud de los deudos se hace un responso antes de llevarlo a enterrar. En las Misas de los Domingos o del Jueves las familias con frecuencia oran por sus difuntos.

Este año se concluyó la construcción de un  Memorial para difuntos al costado derecho del templo. La funeraria Acoger, del Arzobispado de Santiago, está a cargo de esta iniciativa que ayuda a tener las cenizas de los difuntos de la familia más cerca de la parroquia y de su propio hogar.

Equipo de Liturgia

El Equipo de Liturgia tiene la misión de ayudar a la comunidad a vivir con mayor entusiasmo las diversas celebraciones litúrgicas. Es responsable de la preparación y animación de los actos litúrgicos. Para ello cuenta con Animadores (Oscar Nercelles, Carmen Ossandón, Nelly Espinoza, Angélica Meza, Luis Salinas, Prosperita Saez), Lectores de la Palabra (Gabriel Lobos, Sonia Genskoowssky, Magdalena Romero, Luis Lira, José Luis, Mónica Gómez, Diana Sanhueza, Bristela Celis, Manuel Carreño, Ruth Bravo), los Ministros de Comunión, el Coro que ha contado, entre otros y de forma no muy continuada, conPaula Vera, Aquiles Revello, Rodrigo Herrera, Jeannette Lobos, Nicole Barahona, Francisco Sanhueza, Miguel Angel, Lara, Romensoni, Cristina, Guajardo, Daniela, y todo lo relacionado con el culto.

Dependen también de él la preparación y acompañamiento de los acólitos y acólitas. Gracias a la preocupación del matrimonio Jimena Valenzuela y Marcelo Sepúlveda   y de Gabriel Lobos se ha podido contar últimamente con un grupito de acólitos y acólitas.

El Equipo de Liturgia organiza también el Mes de María, el Via Crucis y la Procesión de la Virgen el día de la Inmaculada. Estas dos últimas actividades se realizan por las calles de la Población.

Equipo de Misiones

El Grupo Misionero realiza una fecunda labor evangelizadora recorriendo tres veces al año todo el sector parroquial. Con ocasión de la Campaña de Fraternidad en la Cuaresma, ofrecen a cada familia una alcancía pasando después casa por casa a retirarlas; para la Semana de la Familia vuelven ofreciendo el Altar de la Familia; y al final del año llevan a todos los hogares una felicitación de Navidad de parte de la Comunidad parroquial.

Hoy día lo integran: Rosita Aravena, María Elena Arias, Nancy Banda, María Elena Gutiérrez, Angela Metuscano, María Edicta Sanhueza, María Cristina Escobar, Sonia Muñoz, Teresa Bañados

Acción solidaria

La Comunidad Santa Catalina (Marcela Canales, Paola González, Mercedes Soto, Cristina Canales, Ledy López, Diana Sanhueza, Brenda Pinto) se preocupa de visitar, apoyar y atender a las personas o familias que pasan por momentos difíciles, enfermos y ancianos impedidos. La Legión de María también se ocupa en ello.

Actualmente hay tres grupos de Adultos Mayores que coordina Nelly Espinoza.

Un grupo amplio de jóvenes sigue la tradición de hace años de organizar Colonias Urbanas para que puedan disfrutar de unas breves vacaciones niños que no tienen posibilidad de disfrutarlas en otra parte.

Pastoral Juvenil

Se preocupa del acompañamiento y crecimiento en la fe de los jóvenes, a través de  la

participación en comunidades de las diferentes etapas en que está organizada la Pastoral Juvenil (Caminantes, Peregrinos, Discípulos, Apóstoles).

Está coordinada por Pía Valestin y un grupo de Animadores: Antonio Alvarez,  Fernando Cáceres, Allison Astudillo, Cristina Cárdenas, Manuel Bustos, José Luis Díaz, Claudia Ortiz, Jonhatán Cortés, Fabiola Borquez, Paola Vera, Mathias González.

A lo largo de los años ha sido una de las actividades por las que más personas han pasado. Entre los muchos Animadores que hubo estuvieron: Alejandra Pulgar, Claudio Pulgar, Priscila Anguita, Paulina Gutiérrez, Claudia Morales, Fernando Paillaman, Viviana Ríos, Romina Dossetti, Loreto Ortega, Roberto González, Manuel Mellado, Catalina Manosalva. Gabriel Riveros, Roberto Cordero Tapia, Paulina Valencia, Débora Catalán, Sergio Alegría, Daniel Sánchez, Daniela Covarrubias, Mario Tapia, Sergio Zúñiga, Carlos Pino, Isabel Lobos, Betsabé Hormazabal

De entre los jóvenes ha surgido un Equipo de Servicio (Carlos del Pino, Johnny Armijo, Bryant Blamey, Camila Borquez, Melisa Herrera, Angélica Mez, Ximena Meza, Fernando Cáceres, Cristina Cárdenas, José Cortés, Gonzalo Farías, Danilo Hernández, Macarena Martínez, Daniela Morales, Luis Rivas, Paola Vera, Carlos Sánchez) con el fin de ayudar en las diversas actividades masivas que realiza la comunidad parroquial.

Bendición de los hogares

Como preparación remota a la Misión Continental y uniéndonos a la iniciativa de toda la Iglesia chilena se están bendiciendo los hogares.  Se encargan de ello los mismos jefes de hogar o bien los agentes pastorales. La idea es difundir este gesto en todas las familias del sector parroquial.

Evangelio de Chile

Como otra de las preparaciones a la Misión Continental la Parroquia se unió a la iniciativa de toda la Iglesia de Chile de escribir manualmente lo que se ha llamado el Evangelio de Chile. Para ello, el domingo 18 de octubre del 2009, tanto en el templo parroquial como en la capilla San Francisco, se tuvo durante la eucaristía la ceremonia en la cual siete copistas, representando a toda la comunidad parroquial, copiaron los versículos del evangelio de San Lucas  5,34-39

Nuestros copistas fueron: Rosita Aravena, Oscar Nercelles, Nelly Espinoza, Mercedes Soto,  Enrique Zamora, Teresa López y Mónica Jara.

Equipo económico

Coopera activamente Franklin Orrego.

Responsable del 1% es Erika Cortés que reemplazó a María Isabel Basualto Actualmente cooperan como Visitadoras recaudadoras: Julita Aguilera, Rosita Aguilera, Isabel Contreras, Sandra Zamorano, Adriana Meza, Teresa López, Sonia Caviedes, Isabel Contreras, Mercedes Soto, Cristina Palma, Rosita Aravena, Nelly Espinoza, Lucy Carrasco.

Formación

A lo largo del año se dan diversas instancias de formación organizadas por la Vicaría Zonal (Cursos de Verano, Talleres para los que trabajan en actividades pastorales específicas), Escuela Decanal y Talleres a nivel parroquial.

Biblioteca

La sala de audiovisual, con la ayuda de varias empresas y de toda la comunidad parroquial, fue convertida en una Biblioteca y centro computacional con más de cinco mil ejemplares, seis computadores conectados a Internet y mobiliario para facilitar la lectura. Además de los medios audiovisuales con los que contaba anteriormente.

Está abierta a todo público (niños, jóvenes y adultos), su uso es gratuito y se puede utilizar en las tardes de lunes a viernes atendida por personas voluntarias entre las que destacan Bristela Celis y Diego Huerta.

Cooperación con las fuerzas vivas del sector.

Cada vez que alguna de las instituciones que funcionan en el sector parroquial ha solicitado la cooperación espiritual para sus propias celebraciones o actividades se les ha ayudado. La relación ha sido siempre cordial y fraterna con los Centros escolares (Municipales: Centro Ochagavía (Consolidada); Escuela BoroaParticulares subvencionados: Escuela Profesora Aída Ramos Díaz, Escuela Miguel Dávila, Escuela José Alfonso (Sociedad de Instrucción Primaria ) ,Escuela San Carlos, Escuela Divina Gabriela; Parvularios: Jardín Infantil Municipal, Sala Cuna We-Xipantú (JUNJI), Escuela de Párvulos The Children´s Word, CELPAC (Centro Estimulación del Lenguaje de PAC); con el Policlínico, la Junta de Vecinos, los Bomberos, los Carabineros, la Sociedad de Socorros Mutuos Miguel Dávila Carson, los Clubes Deportivos

Centro Marianista, Santuario Ntra. Sra. Del Pilar y Casa de Retiros Chaminade

Dentro de los límites de la Parroquia, en Departamental 1950, está el Santuario de Nuestra Señora del Pilar, lugar de oración personal y grupal dedicado a la Virgen del Pilar y regido por la Familia Marianista. Junto a él se encuentra un Centro de Formación en la Fe para encuentros, jornadas y cursos. En el mismo recinto existe la Casa de Retiros Chaminade para retiros y jornadas. Al conjunto de todo ello se le llama Centro Marianista y lo anima la Familia Marianista.

Esta reseña histórica ha sido realizada con la certeza de que son muchas más que las acá nombradas las personas que han participado activamente a lo largo de estos 50 años en la Parroquia y que se habrán quedado sin mencionar numerosas acciones o situaciones importantes del acontecer parroquial. Lo que se pretende es que lo relatado nos sirva de aliciente para dar gracias al Señor, a su Madre María y a nuestro patrono San Juan Bautista por todo lo bueno que el Espíritu sembró e hizo crecer en esta comunidad parroquial.

Nota: Cualquier dato o nombre que consideren interesante añadir o corregir envíenlo, por favor,  a: alvaro.lapetra@gmail.com

NÓMINA DE LOS PÁRROCOS

  • P. Augusto Larraín    1960 a 1962   3 años
  • P. Luis Farré              1962 a 1967   5 años
  • P. Jesús Rojo             1968 a 1973   5 años
  • P. Enrique Méndez    1973 a 1977   5 años
  • P. Jesús Herreros       1978 a 1982   5 años
  • P. Enrique Bielza       1983 a 1985   3 años
  • P. Lorenzo Solari       1986 a 1990   6 años
  • P. Enrique Bielza       1991 a 1995   5 años
  • P. Cipriano Gutiérrez 1996 a 2001   6 años
  • P. Enrique Bielza        2002 a 2006  3 años (en total 13 años)
  • P. Álvaro Lapetra 2006 a ….

Religiosos Marianistas que han integrado la comunidad que ha vivido y trabajado en esta Parroquia

  • P. Enrique Bielza
  • Hno. Diego García
  • P.Enrique Méndez
  • P. Alvaro Lapetra
  • P. Jesús Herreros
  • P. Lorenzo Solari
  • P. Cipriano Gutiérrez
  • Hno. Crescencio Fernández
  • Hno. José Antonio Llamas
  • Hno. Nicolás Lara
  • Hno. Jesús Gómez
  • Hno. Francisco García e Vinuesa

Nómina de cuidadores:

  • Hugo González
  • Arnoldo (Don Cato)
  • Lucía
  • Juanito
  • Hisper Troncoso
  • Bernardo Arancibia
  • Robinson Basualto
  • Jaime Henríquez
  • Gonzalo Tachima