Foro

Este foro busca constituirse en una oportunidad para ir preparando el 4° Congreso de Educación Marianista en Chile sobre Innovación en Educación.

El objetivo del foro es compartir nuestras ideas y reflexiones sobre la misión propuesta por el Proyecto Educativo de “Educar para enfrentar el futuro”. Queremos reflexionar juntos qué tan cerca estamos de cumplir esta misión, evaluar nuestra acción educativa, la formación que ofrecemos. Necesitamos mirar lo que hacemos, valorar lo positivo, imaginar el futuro y crear alternativas que nos permitan responder una pregunta central: ¿Qué debemos innovar para que la educación marianista siga respondiendo a los desafíos de mayor calidad e inclusión?

Les invitamos a leer el documento de trabajo del Congreso y a dejarnos sus comentarios, inquietudes, reflexiones y propuestas. También les motivamos a reaccionar e interactuar con los comentarios e intervenciones de otras personas que vayan apareciendo en el foro.

Es importante destacar que la intención es iniciar conversaciones, por lo que lo invitamos a ser apreciativo y respetuoso de las opiniones de los demás, pero a la vez reflexivo y, si es posible, constructivamente crítico.

Confiamos que este diálogo contribuya a permitirnos preparar nuestra presencia en el Congreso y, fundamentalmente, nuestra predisposición a asumir desde el carisma marianista los desafíos de la educación que tenemos por delante.

 Comentarios Recibidos:

Como educadores y educadoras Marianistas, que acogemos el modelo del mejor maestro “Jesús” y de su Madre María Educadora, tenemos la gran misión de hacer de este mundo un lugar más habitable, estamos llamados a realizar la revolución del "amor", de acoger, acompañar, caminar juntos, crear, reflexionar, anunciar, buscando siempre ofrecer espacios y experiencias amorosas y desafiantes. Transitar a posiciones más indagadoras, más inquietas, más creadoras, es lo que debe movilizarnos constantemente. Es por ello que no debemos olvidar que la educación es un acto de “amor”, por tanto un acto de valor. Caminar hacia una educación liberadora, situará y permitirá a los estudiantes y educadores situarse en una posición conscientemente crítica frente a sus problemas. Una educación que facilite la reflexión, sobre su propio poder de reflexionar y su instrumentación en el desarrollo de ese poder, en la explicitación de sus potencialidades de la cual nacerá su capacidad de opción (Freire, 2000:51-52) Tender hacia una comunidad de indagación, búsqueda, reflexión y creación, con el propósito de favorecer el crecimiento personal y profesional, como forma de asumir las características, necesidades, fortalezas y expectativas de los niños/as y sus familias, en sus diversos contextos. Situar el modelo de trabajo educativo en generar experiencias de encuentro efectivo entre docentes y estudiantes. Incentivar la curiosidad e investigación en el aula y afuera de ella. Hoy nos encontramos dando un gran paso, hemos comenzado a dar respuestas teóricas, en el sentido de encontrar ideas que apunten a la coincidencia en la construcción de un proyecto colectivo, tal como lo plantea Paulo Freire (2004:93). Innovación como una acción trasformadora del mundo, con la esperanza de lograr resultados que vienen de un proceso social, con múltiples impactos. Como comunidad educativa tender hacia la construcción de la capacidad humana de transformar, crear y recrear el mundo.
Claudia Andrea Zamorano Valdebenito - Colegio Parroquial San Miguel
 


Ante la inquietud de innovar en la educación para el futuro, lo primero que debemos tener en cuenta es que hay que educar, para la inclusión en un mundo multicultural, tecnologizado, hay que educar para la vida, para ser felices, para ser hombres y mujeres de bien. Lo más difícil de pensar en educación para el futuro, es que no sabemos cómo será. Incluso los educadores más visionarios respecto del futuro no logran un adecuado análisis de ésta, pues vienen de una sociedad cuya tecnología es aún incipiente, a diferencia de las nuevas generaciones, las que de manera natural interactúan día a día con los adelantos tecnológicos y las nuevas formas de relacionarse socialmente. Bajo esa mirada creo que tenemos un gran desafío como educadores marianistas. Debemos reconocer nuestras limitaciones generacionales y acompañar a nuestros jóvenes, preparándolos en las distintas disciplinas del conocimiento, pero principalmente, debemos formarlos con principios y valores humanos, sociales, además de fortalecerlos en la fe, promoviendo y potenciando el desarrollo de sus competencias y habilidades, para que en este futuro incierto estén preparados para vivir en sociedad, para vivir en plenitud, y así ser capaces de transformar, mejorar y ser agentes de cambio, procurando que la sociedad actual logre llegar a ser una comunidad más justa, equitativa, solidaria y feliz.
Luis Del Villar Araya - Colegio Parroquial San Miguel
 


Comparto la opinión de varios de los que ya han escrito en este foro, creo que debemos incluir y respetar la diversidades que presentan nuestros estudiantes actuales y los que vendrán en el futuro, y también, aprender de esta. Estar abiertos a nuevas ideas y metodologías, por ende, para poder innovar debemos partir por nosotros. Creo también que debemos centrarnos en el estudiante, en su formación global, lo curricular y también lo valórico, en la cual deben participar todos los actores de la comunidad escolar.
Diana Chavez Molina - Colegio Parroquial San Miguel
 


En un mundo que constantemente cambia, se actualiza y renueva, estamos llamados a estar atentos a las nuevas necesidades de nuestra Comunidad Educativa. Cuando el contenido de una asignatura y los párrafos de un reglamento de Convivencia no tienen la intención de hacer un cambio positivo en nuestra comunidad, es cuando creo que podemos estar estancados como formadores de una sociedad justa y esperanzada en un mundo mejor. Cuando era pequeño y tenía un una situación injusta o insatisfactoria en mi vida, le decía a mi familia la frase "porque así es la vida". Me gustaría que en mis estudiantes y sus familias pudiéramos incidir que fuesen vidas felices, justas y se sientan dichosos de vivirla día a día. Quizás el lema no sea a tiempos nuevos, métodos nuevos, más bien me parece plantear a tiempos mejores, métodos mejores
Nelson Ricardo Cuevas Martin - Colegio Parroquial San Miguel
 


Que tremenda oportunidad la de poder opinar acerca de una búsqueda de futuro, que por ser futuro, no deja de ser incierto, más aun tratándose de educación,actividad social tan noble y necesaria, tan utilizada con tan distintos fines. Por de pronto,"a tiempos nuevos métodos nuevos",cabe preguntarse ¿cómo serán esos tiempos nuevos?, y frente a la incertidumbre de esa realidad, objeto de preocupación no solo del quehacer educativo, también del político,económico, social cultural, etcétera, no dejar de tener en cuenta en la elaboración de propuestas y metas los valores que cimientan la esencia de la(s) persona(as) como el ser cristiano (marianista) y que sigan al mismo tiempo potenciando el compromiso y entrega en la búsqueda del bien común.En las orientaciones actuales de la Educación Marianista figura como "Educación para el Servicio, la Justicia y la Paz", en el documento de apoyo , punto 20 figura como " Educar para el servicio, la solidaridad y la compasión". Todo lo que se desee y sea posible, pero con éste sello particular.
Juan Sergio Padilla Cid - Colegio Parroquial San Miguel
 



5